SARLAFT 4.0: Una normativa inteligente e innovadora

Desde septiembre de 2020, el SARLAFT 4.0 emitido por la Superintendencia Financiera de Colombia en su Circular Externa 027 de 2020, se ha convertido en una herramienta de las entidades vigiladas para luchar en contra del Lavado de Activos y la Financiación del Terrorismo.

Es así como la Superfinanciera considera que conocer al cliente debe convertirse en la premisa de todas las entidades vigiladas para luchar en contra del Lavado de Activos y la Financiación del Terrorismo a través de la implementación de mecanismos y herramientas que sean nuevos e innovadores para que los procesos de vinculación sean mucho más simples.

También, la SFC hace especial énfasis en que las nuevas tecnologías 4.0 se convertirán en uno de los ejes fundamentales en esta versión del SARLAFT, ajustándose a las recomendaciones y lineamientos internacionales para mejorar los estándares y que así las entidades del sistema financiero logren adoptar las medidas en el plazo estipulado.

De acuerdo con la Superintendencia Financiera de Colombia, a través de la Circular Externa 027 de 2020:

“Se establecen disposiciones que buscan fortalecer la debida diligencia del beneficiario final, la aplicación de contramedidas en países de mayor riesgo, el requerimiento de información en las transferencias internacionales y nacionales, la debida diligencia en Personas Expuestas Políticamente (PEP) y la supervisión en corresponsalía transnacional.”

Con lo anterior, podemos entonces establecer algunos cambios importantes en la Circular Externa que trae la SFC:

SARLAFT 4.0: Marco legal y los cambios más relevantes

El SARLAFT 4.0 se constituye como una herramienta para la prevención de riesgos LA/FT por la SFC, y esta nueva norma presenta algunos cambios importantes que te vamos a resumir a continuación:

  1. Las entidades vigiladas no deberían iniciar relaciones comerciales si no se ha recolectado información suficiente para determinar si existe o no algún tipo de riesgo, realizando verificaciones y solicitando información adicional de ser necesario.
  2. Se deben implementar nuevas tecnologías para validar y verificar la identidad del cliente y llevar a cabo vinculaciones no presenciales, que simplifiquen los procesos.
  3. Las Personas Expuestas Políticamente son un gran cambio en esta nueva normativa, y el término se extiende hasta sus familiares en primer grado de consanguinidad.
  4. Se debe obtener información del Conocimiento de Cliente por medio de formularios que permitan determinar el tipo de cliente y las condiciones para su vinculación, como también para identificar algún tipo de riesgo y luego verificar por medio de bases de datos internas y externas con previa autorización y cláusulas estipuladas al cliente.

De acuerdo con los cambios anteriormente expuesto, según la Superintendencia Financiera de Colombia,

“Las entidades vigiladas por la SFC deberán obtener la información básica, socioeconómica, financiera y transaccional del potencial cliente conforme a su perfil de riesgo, pero, como mínimo, deben tener los datos relacionados con la actividad económica; las características, montos y procedencia de sus ingresos y egresos; el domicilio y, para las personas jurídicas, los datos de identificación del representante legal y los miembros de junta directiva u órgano que haga sus veces.”

Estos cambios pretenden revolucionar los procesos y transformarlos en herramientas más eficientes e innovadoras, por eso en Stradata contamos con la capacidad para ayudarte a que cumplas con la normatividad, ofreciéndote las mejores soluciones del mercado para que logres prevenir el riesgo que pueda tener tu empresa con respecto al Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.